quinta-feira, 13 de abril de 2017

Xul Solar: El Universo de un visionario

Inquieto, curioso, brillante, un hombre que no le escapó a casi ningún campo de conocimiento. Quizás su cercanía a la muerte y al sufrimiento, a los siete años tuvo fiebre tifoidea y cerca de los trece un grave accidente a caballo...


Autor de la reseñaMariana Gioiosa
MuestraXul Solar. Panactivista
EspacioMNBA - Museo Nacional de Bellas Artes
Artista(s)Xul Solar
Técnica(s)Pintura
Inauguración07-03-2017 19:00
Cierre18-06-2017 19:00
“La mayoría de la gente vive, vivimos aceptando la realidad y Xul, en cambio, no aceptaba la realidad. Xul creía que la Creación no era algo que había ocurrido una vez en el primer capítulo del Génesis, sino que la Creación continuaba continuamente (...). Y Xul creía que nuestro deber era modificar y desde luego mejorar ad infinitum la realidad”. Jorge Luis Borges

Con motivo de 130 años de su nacimiento de este visionario, el Museo Nacional de Bellas Artes inauguró la nueva temporada con esta sorprendente exposición “Xul Solar. Panactivista” curada por Cecilia Rabbosi quien afirma, “en esta oportunidad lo planteó en su totalidad desde disciplinas entrecruzadas como la comunicación, la ciencia, las religiones y la tecnología”. Para poder cumplir con este objetivo fue muy acertada la utilización de distintos soportes sonoros y visuales.
La muestra se estructura a partir de 6 núcleos considerando los aspectos que Xul desarrolló: "Arte y literatura: Xul y sus amigos", "Músico visual", "El mundo de las lenguas", "Espacios habitables", "Lo místico, lo esotérico y lo oculto" y "Grafías plastiútiles”.



En el primer tramo del recorrido sorprenden los textos escritos por grandes escritores y artistas, que además fueron sus íntimos amigos, como Leopoldo Marechal, Jorge Luis Borges, entre otros. Uno de los ejemplos es la cita del pintor Emilio Pettoruti, quien además lo acompañó durante su estadía en Europa y lo ayudó a concretar su primera exposición en el viejo continente.
“Pintura de esprit, de cultura y sobre todo, de signos (…) en Xul Solar, todo es maravilloso, de ese maravilloso que rompe la razón, por eso es que contemplando sus creaciones aprendemos a respetar y a reservarnos las impresiones espontáneas.”
En la sala se encuentra un audio con la conferencia “Mis recuerdos sobre Xul Solar, pintor argentino de lo desconocido”, que Jorge Luis Borges le dedicó a esta querida y enigmática figura. Se puede escuchar la voz del escritor que resalta algunas particularidades de “este gran creador” como su sentido del humor, su manera de observar fuera de lo convencional, su forma de recrear el mundo y que no hacía diferencias en el trato social.
Xul era conocedor de muchos idiomas, más de 11, y un estudioso del lenguaje, fue por eso que se interesó en crear dos lenguas para mejorar la comunicación entre los hombres, el Neocriollo y la Panlengua. La primera a nivel continental, una combinación del castellano y el portugués con algunos elementos del inglés y el alemán. La segunda a nivel mundial, "lengua monosilábica, sin gramática, que se escribe tal como se pronuncia, de raíces básicas, unívocas e invariables, combinables a voluntad, de fonética fácil, musical y en la que todos los sonidos pronunciables están registrados", como él la describe.



Para él era tan importante el uso correcto del idioma, que se interesó en detectar las fallas e inconvenientes que presenta el español y sugerir como corregirlas. Se puede escuchar una conferencia que dio sobre este tema en 1962, en la instalación sonora que hay sobre una de las paredes.



La música fue otra de sus grandes pasiones, desde muy pequeño recibió una sólida base musical, ya que su padre y su abuelo eran músicos y, valiéndose de su conocimiento del lenguaje musical y los instrumentos de teclado, hizo algunas modificaciones para que los aprendices puedan adquirir ese saber con mayor facilidad, para lo cual modificó el tamaño y los colores de las teclas y también el pentagrama.
Resulta llamativo y al mismo tiempo acertado que se haya incluido en la muestra la tesis de la musicóloga Cintia Cristiá. En ella Cristiá lo define como “músico visual” por la fusión que él hace entre lo sonoro y pictórico en el campo plástico. En la sala están presentes obras que pueden leerse musicalmente como Fantaisie Impromptu de Chopin, que si es observada con atención se podría interpretar en el paisaje los primero cuatro compases de esta composición.
La astrología y la magia no se escaparon a los campos de interés de Xul, en efecto, hubo un acontecimiento, también plasmado en esta exhibición, que marcó notablemente la obra del artista. Fue el encuentro con el ocultista inglés Aleister Crowley, quien le da el método para poder tener visiones a través de la utilización de los hexagramas del I Ching. Cuadros e instalaciones se pueden apreciar con esta temática.
Además hay un sector especial donde se encuentran las máscaras inspiradas en los 12 signos del zodiaco realizadas por Xul Solar, y un títere que ronda los dos metros de altura y representaba a la muerte. Se cree que estos objetos eran usados en fiestas exclusivas que hacía en el primer piso de su casa, en las que participaban un selecto grupo de invitados como Marechal, Borges y Victoria Ocampo.
Muchas son las curiosidades que se presentan durante el recorrido, pero hay una pintura que llama particularmente la atención debido a su gran escala y hace poco se le atribuyó al artista. Se trata de una pieza que realizó para una hermandad a la que pertenecía, que era utilizada para meditar.

Su gran carga imaginativa, acompañada por su atracción hacia la ciencia y la tecnología lo llevaron a pensar en una ciudad voladora sostenida por globos aerostáticos. La primera versión de esta ciudad fue en una serie de obras que realizó en 1936, dos años más tarde del pasó el zeppelín por Buenos Aires. Este módulo está acompañado por un video que contextualiza esa época.
Si bien en los últimos años se hicieron importantes exhibiciones sobre el artista en prestigiosos museos, centros y bienales como el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, Feria ARCO, Centro de Arte Reina Sofía, Americas Society, Bienal de Venecia, Bienal del Mercosur y Galería Rubbers, entre otros, en esta oportunidad tiene un foco diferente. Sus obras y creaciones se vuelven a poner en contacto con el público, para tratar temáticas de gran relevancia para la actualidad: superar las barreras entre las lenguas, la intolerancia entre las religiones, colocar a la ciencia y la tecnología a favor de la gente y eliminar los obstáculos que impiden una plena comunicación.
Quedan invitados para visitar la muestra en el Museo Nacional de Bellas Artes de martes a viernes de 11 a 20, sábados y domingos de 10 a 20 hasta el 18 de junio en Buenos Aires. Muy recomendable las visitas guiadas de martes a domingos a las 16, también viernes y domingos a las 18. La entrada es gratuita. No se la pierdan.




La muestra se puede visitar hasta Junio de 2017



MNBA
Avenida del Libertador 1473 CABA
@MNBAArgentina


[Fuente: www.ramona.org.ar]

Nenhum comentário:

Postar um comentário