sexta-feira, 9 de dezembro de 2016

‘Ultramodernos’: la crónica del concierto de Mariana Carrizo

El ciclo Hamaques de música tradicional y popular latinoamericana de Casa Amèrica Catalunya ha finalizado el año natural con un gran concierto de la argentina Mariana Carrizo. Con el título Ultramodernos, el periodista Jordi Martí se ha hecho eco en el portal web enderrock.cat. 


Hay maneras genuinas de colocar la voz que plantan cara a esta uniformidad gris y chafada que nos rodea. Hay percusiones orgánicas que reproducen el latido de la tierra que el músico pisa. Estas voces y percusiones no existen porque sí. Responden a la historia y la vida de los pueblos que habitan la tierra. Las podemos encontrar en la otra punta del mundo y aquí mismo. Solo falta rascar un poco.

La coplera y cantante Mariana Carrizo hipnotizó el CAT el pasado viernes a base de voz y caja. Es pequeñita y viaja sola, pero podríamos decir que allí donde se plantan ella y su instrumento de cui se instala todo un paisaje de montañas, las del noroeste argentino y, también todo el paisaje que la ha gastado a lo largo del tiempo. Tiene un canto que recorre cimas y abismos aferrado a un pequeño timbal.

Muchas de las tonadas que interpreta tienen que ver con rituales colectivos, fiestas, encuentros, trabajo del campo… Y otras, en cambio, parece que despliegan profundas inquietudes existenciales. Por ejemplo, la desoladora “Vidala para mi sombra”, que cantó con voz de trueno al final del concierto: 

A veces sigo a mi sombra, 
a veces viene detrás. 
A veces sigo a mi sombra,
a veces viene detrás.
Pobrecita, si me muero,
con quién va a andar. 

Cuando se mueve en este registro, me parece que reproduce un grito de dolor que atraviesa muchas músicas tradicionales. Supongo que tiene que ver con las duras condiciones de vida de la gente humilde, pero es un grito primitivo muy parecido al del rock de verdad y a las canciones desesperadas de Nirvana, por ejemplo. Antes de este final aterrador, la cantante, acompañándose del guitarrista Diego López, invocó a Atahualpa Yupanqui con la dulce “Recuerdos del Portezuelo”.

En otros momentos y sola en el escenario, Mariana Carrizo se burla de las suegras, reivindica la mujer trabajadora, expone antiguos dichos y frases hechas, se ríe de las propias ocurrencias y de las ajenas… tiene una forma más humana que comercial de relacionarse con el público, más atenta a las vivencias que al negocio. En eso es como nuestro maestro Pep Gimeno ‘Botifarra’.



[Foto: Adriana Calisaya - fuente: www.americat.cat]


Muere Ferreira Gullar


Exiliado de Brasil de 1964 a 1977, Ferreira Gullar (1930-2016) encontró en la poesía, el ensayo, la crónica, el cuento y el teatro, los medios para dar salida a su obra. Tras su exilio vivió en la Unión Soviética, Argentina y Chile. Fue militante del Partido Comunista y casi al final de su vida, en 2014, ocupó un asiento en la Academia Brasileña de las Letras a la que tiempo atrás había señalado no deseaba pertenecer. En su discurso de toma de posesión, el poeta declaró: «Como mi vida se ha caracterizado no por lo previsible, sino por lo inesperado, al decidirme por la candidatura a la que nunca he aspirado, me comporté como siempre me he comportado, es decir, optar por lo imprevisible».  

Poema Sujo (Poema sucio, 1975) es considerada su obra más importante y una de las razones por las que en 2010 se le otorgó el premio Camoes, el más importante concedido a autores en lengua portuguesa.


Nacido como José Ribamar Ferreira en São Luís, una ciudad situada al noreste de Brasil, al volver del exilio se asentó en Río de Janeiro de forma permanente. Allí murió a los 86 años víctima de una neumonía el 4 de diciembre.


[Fuente: www.latempestad.mx]

Identifican l'alfabet mai ancian coma josieu

Segon la nòva descobèrta los josieus aurián transformat l’anciana manièra ieroglifica d’escriure en una escritura alfabetica fa prèp de 3800 ans


Escrich per Christian Andreu

Una nòva propòsta scientifica devesís dempuèi sa publicacion l’origina mai anciana d’un alfabet uman. Segon aquesta e las darrièras descobèrtas arqueologicas, l’alfabet uman mai ancian seriá ebrieu. Mas, per ara, aquò es solament una teoria qu’a d’èsser demostrada.

Las inscripcions que validan aquesta teoria son estadas trobadas sus divèrsas pèiras de l’anciana Egipte. Qualques unas an mai de 3500 ans d’edat e poirián èsser una anciana forma d’ebrieu. Aital, son de referéncias a de personatges biblics e entre aquestes Moïses.

Valent a dire que tot aquò es fòrça polèmic. E pas totes los scientifics i son d’acòrdi. Segon la nòva descobèrta los josieus aurián transformat l’anciana manièra ieroglifica d’escriure en una escritura alfabetica fa prèp de 3800 ans. En aquela epòca l’Ancian Testament los fa viure en Egipte.

Aital o confirma l’epigrafista Douglas Petrovich, de l’Universitat canadiana Wilfrid Laurier de Toronto, en Canadà. Aquò serià fach pr’amor que los josieus cercavan una manièra de poder comunicar per escrich amb d’autres josieus egipcians. E simplifiquèron los complèxes ieroglifes en solament 22 letras: çò es l’alfabet mai ancian del Mond.

Totun, aquò a provocat de discussions dins lo mond dels especialistas de las ancianas civilizacions pr’amor que divèrses scientifics creson pas que los josieus demorèsson tant de temps en l’Egipte ancian. Mas las inscripcions son estadas reviradas en ebrieu modèrne e plusors simbòls representats an d’equivalents en aquesta lenga modèrna: “Lo qu’es en naut oblidarà pas” e “Lo proprietari dels minerals, Ahisemach”, çò dison.


Una discussion classica

Aquesta discussion scientifica, pr'aquò, es pas nòva. Pendent mai de 150 ans la sciéncia a discutit se la pèira dont Petrovich parla, aviá d’inscripcions qu’èran la basa d’ancianas lengas semiticas o solament una d’elas. Aital “se pòt pas trobar cap de pròva clara – çò diguèt Christopher Rollston, de l’Universitat George Washington, dins lo districte de Columbia, als Estats Units-. Encara uèi se pòt pas afirmar scientificament quina o quinas lengas semiticas son representadas en aqueste sistèma alfabetic”.

De mai, ja pendent los ans 1920 un scientific alemand identifiquèt l’anciana escritura egipciana coma una forma d’ebrieu mas poguèt pas identificar totas las letras de l’alfabet e per tant capitèt mal en sa recèrca scientifica. Mas Petrovich descobriguèt en 2012 dins un musèu del Caire lo mot “ebrieu” dins un tèxt de l’an 1874 abans Crist e aquò situariá la preséncia del pòble josieu en anciana Egipte, fòrça mai longtemps abans çò que disons qualques unes.


[Poblejat dins www.sapiencia.eu]

Presentación de libro: ‘Una leyenda hecha guitarra’, de Eulogio Dávalos


Eulogio Dávalos, el concertista de guitarra clásica más importante que ha dado Chile, presenta Una leyenda hecha guitarra (Ediciones B), libro que, con prólogo de Joan Manuel Serrat, reúne sus memorias. 



Además de Eulogio Dávalos, también intervienen el presidente ejecutivo de AGBAR, Angel Simón, el historiador y periodista, Mario Amorós, el compositor y pedagogo, autor del epilogo del libro, Gabriel Brnčić, y el director general de Casa Amèrica Catalunya, Antoni Traveria.



Al principio de cada uno de sus seis capítulos, la obra incluye un código QR que permite escuchar una pieza seleccionada e interpretada por Eulogio Dávalos. El libro se presentó el pasado mes de octubre en Chile.

Durante la presidencia de Salvador Allende, Eulogio Dávalos participó en el Tren Popular de la Cultura y en otros proyectos destinados a acercar la cultura a las capas populares. Residente en Barcelona desde 1975, cuando tuvo que exiliarse amenazado por la dictadura de Augusto Pinochet, preside el Centro Salvador Allende de Barcelona y dirige el prestigioso Certamen Llobet de guitara. 

Entre otras distinciones, ha obtenido el Orden al Mérito Artístico y Cultural Pablo Neruda de parte del Gobierno de Chile (2015), ha sido el primer latinoamericano en recibir la Medalla de Honor de la Ciudad de Barcelona (2010), y Casa Amèrica Catalunya le concedió el Premio Joan Alsina de Derechos Humanos (2015).

Con solo 11 años, Eulogio Dávalos realizó su primera gira de conciertos. Después continuó su formación en la prestigiosa Asociación de Música de Cámara de Buenos Aires (Argentina). Publicó su primer disco (Un regalo para mi madre) en 1962. 

Desde 1966, y con el guitarrista argentino Miguel Ángel Cherubito, formó el dúo internacional de guitarra Dávalos&Cherubito, ofreciendo más de 800 conciertos hasta 1986 y actuando en lugares tan emblemáticos como el Carnegie Hall, el Museo del Louvre, el Palacio del Kremlin o el Palau de la Música Catalana.


Día / Hora: 12/12/2016, 19:00 H
Lugar: Casa Amèrica Catalunya. c/ Còrsega 299. Barcelona ENTRADA LLIURE // ENTRADA LIBRE



[Fuente: www.americat.cat]

La poesía golosa y opaca de Lezama Lima

Un precioso volumen suma poemas inéditos a la Poesía completa del gran poeta cubano publicada en 1985. Son 1.000 páginas por las que dejarse llevar gozosamente

José Lezama Lima fotografiado en 1970.
 
Escrito por Edgardo Dobry 

Cuando el comienzo de la guerra civil española le hace decretar a Neruda el fin de la fiesta vanguardista (“¿Preguntaréis por qué su poesía / no nos habla del sueño, de las hojas (…)? / Venid a ver la sangre por las calles”), un habanero solo seis años más joven que el chileno, José Lezama Lima (La Habana, Cuba, 1910-1976), publicaba su primer libro, Muerte de Narciso: “Dánae teje el tiempo dorado por el Nilo / envolviendo los labios que pasaban / entre labios y vuelos desligados. / La mano o el labio o el pájaro nevaban…”. Parecía que, de pronto, el endecasílabo áureo y el alejandrino modernista servían de instrumento de una música nueva, oscura e hipnótica. Un metro que empieza a deshacerse, al poco, en versículos donde solo la referencia al mito clásico sostiene, en el sentido, un juego de todos los timbres, en el sonido. La adhesión a las Soledades de Góngora es ya evidente allí: “Gota marmórea y dulce plinto no ofreciendo”. Pero la atmósfera de erotismo sombrío es cercana a los grandes malditos franceses de finales del XIX: Rimbaud, Lautreamont. Y, en la formulación de una poética, que para Lezama fue tan importante como la poesía misma, a Mallarmé: “Tres siglos después parece como si Mallarmé hubiese escrito la mitología que debe servir de pórtico a don Luis de Góngora”, escribió en 1956.

Esta contracorriente desde el simbolismo a Góngora es capital en el pensamiento y en la obra poética de Lezama Lima: también está en su idea del Barroco como “arte de la contraconquista”. En un ensayo capital, La expresión americana (1957), sostiene que la lectura e imitación de Góngora le sirvió a sor Juana Inés de la Cruz, a finales del siglo XVII, para intuir la Ilustración; para desarrollar, desde su posición periférica (un convento de México) y su biblioteca fragmentaria, una apetencia universal de conocimiento. Se funda ahí una posición americana que Lezama, que apenas abandonó La Habana en toda su vida, encarna en el siglo XX; de un modo que puede compararse al de Borges desde Buenos Aires, aunque las obras resultantes sean del todo diversas. Lezama, en su Coloquio con Juan Ramón Jiménez, llamó “insularidad” a esa posición. La poesía de Lezama es magmática, golosa, opaca: “Apesadumbrado fantasma de nadas conjeturales, el nacido dentro de la poesía siente el peso de su irreal, su otra realidad, continuo. Su testimonio del no ser, su testigo del acto inocente de nacer, va saltando de la barca a una concepción del mundo como imagen”, escribe en Las imágenes posibles (1958). Imágenes como: “Ah, que tú escapes en el instante / en el que ya habías alcanzado tu definición mejor. / Ah, mi amiga, que tú no quieras creer / las preguntas de esa estrella recién cortada / que va mojando sus puntas en otra estrella enemiga”; o bien: “Las óperas para siempre sonreirán en las azoteas / entre las muertas noches sin olvidos marinos”; o también: “El problema de la cuaresma del ruiseñor está ya alegremente resuelto. / Si canta bien, golpea: si canta mal, estalla”.

La tremenda carnalidad de la palabra de Lezama, tanto en su poesía como en su novela Paradiso (1966), se extiende sobre el plano de lo que Severo Sarduy llamó “la proliferación”: un abanico de significantes que orbitan sobre el vacío de un significado velado o escamoteado. Exiliado en París, en presencia de los grandes debates de la nueva crítica y del posestructuralismo, Sarduy puso a Lezama como fundador de la escuela que denominó “neobarroca” y que domina buena parte de la escritura de poesía en América Latina desde la década de 1970: “Lezama es, en nuestro espacio, ese antecesor; es su obra la que, desde el porvenir, regresa e invita a que la convoquemos para que el advenimiento de ese porvenir se haga presente (…) un probable surgimiento del neobarroco hoy a partir de su obra, en la luz caravaggesca de su escenografía”. Poetas tan distintos y distantes como los uruguayos Echavarren, Espina, Milán o Marosa di Giorgio, el cubano José Kozer, el mexicano Jacobo Sefamí o los argentinos Carrera, Piccoli, Tamara Kamenzsain y Perlongher formaron parte, en algún momento de su trayectoria, de esa corriente. La obra poética y ensayística de Lezama fue debatida intensamente en los últimos 40 años, como lo muestra la cantidad de abordajes de todo tipo, desde el musical hasta el psicoanalítico. Este último puede sustentarse, por ejemplo, en el primer verso de ‘Llamado del deseoso’ (Aventuras sigilosas, 1945), donde Lezama parece intuir a Jacques Lacan: “Deseoso es aquel que huye de su madre…”.

Como varios de sus compañeros del grupo Orígenes, Lezama tuvo una visible inclinación católica, de la que su poesía da cuenta en los muy singulares ‘Sonetos a la Virgen’ de Muerte de Narciso, entre otras páginas. No fue ese, seguramente, el único motivo por el que su convivencia con la Revolución fue incómoda y difícil. Baste un solo ejemplo: como jurado del Premio Casa de las Américas, Lezama se vio envuelto en el más que desagradable caso Padilla, que marcaría, a finales de la década de 1960, el fin del apoyo unánime de la intelectualidad latinoamericana al régimen castrista. El último texto recogido por esta Poesía completa, “Ernesto Guevara, comandante nuestro”, que solo en un sentido muy lábil puede considerarse un poema, muestra que, a 40 años de su muerte, la incomodidad no acaba de resolverse. César López explica, en el epílogo, que la presente edición reproduce la publicada en La Habana en 1985, a la que agrega algunos poemas hasta ahora no recogidos en libro. Es un volumen precioso: 1.000 páginas de océano poético por los que dejarse llevar gozosamente.

Poesía completa. José Lezama Lima. Sexto Piso, 2016. 1.078 páginas. 34,90 euros
José Lezama Lima, en La Habana, en 1956. Frente a su casa, en la calle Trocadero

[Fuente: www.elpais.com]

Albert Londres y los judíos


Escrito por MIGUEL SÁNCHEZ-OSTIZ

Hace unos años comencé a reunir todos los libros de Albert Londres (1884.1932) que caían en mis manos: manicomios, trata de blancas, presidios, China, guerras a trasmano olvidadas, terrorismo, el África de El corazón  de las tinieblas y de Viaje al final de la noche y sus horrores...  Visionario, olfateador no de los hechos, o no solo de estos, sino de sus trastiendas y trascendencia... Londres fue un pionero del periodismo de investigación y se metió donde no le dejaban entrar, sobre todo ahí, tocó muchos de los asuntos espinosos, molestos que flotaban como  miasma en el  aire de su época. Incómoda mirada la suya, ya fuera en en los Balcanes, en el país de los Soviets, Londres era de los que decían aquello que los interesados no querían oír. Falleció en el incendio y naufragio del paquebote Georges Philippar (1932), del que siempre se ha especulado que fue un atentado.

Este reportaje sobre las persecuciones y el antisemitismo europeo, ruso, y palestino, y el anhelo de la Tierra Prometida es fruto de su viaje a Israel (Tel-Aviv) en 1929, publicado en 1930. El antisemitismo: una pasión (eso decía Sartre) que venía de lejos e iba a alcanzar enseguida unas proporciones que nadie quiso de verdad prever: si tienen miedo, que se vayan, pero a parte alguna, al camino. Londres no fue muy optimista con que la llegada del judío errante (y las actividades de la Agencia Judía) a la Tierra Prometida fuera algo pacífico ni a corto ni a largo plazo... 1929 insisto.

__

De VIVIRDEBUENAGANA (blog del autor)


[Reproducido en sugieroleer.blogspot.com]

Disco de la semana: Cantos Invisíveis, de São Paulo Underground

Se publicó el quinto álbum de São Paulo Underground, la agrupación de Rob Mazurek (algunos lo recordarán como líder del aquel extraño proyecto Isotope 217) en compañía de Guilherme Granado y Mauricio Takara. 

[ Petra Cvelbar]
Escrito por Guillermo García Pérez  

A pesar de que sirve como mote de mercado, y de que se repite hasta el hartazgo, São Paulo Underground no es estrictamente una banda que fusione música brasileña y jazz, sino una que toma el imaginario musical paulistano (tan distinto al carioca o al bahiano, aunque la prensa especializada no se moleste en distinguirlos) como punto de partida: Cantos Invisíveis (en portugués, «cantos» también significa «esquinas») se concentra más en las percusiones y menos en la electrónica, a diferencia de Beija Flors Velho E Sujo, su anterior placa, pero mantiene la plasticidad sonora que envuelve el fraseo de la corneta de Mazurek. 

Escucha aquí.




[Foto: Petra Cvelbar - fuente: www.latempestad.mx]

Queixo aerodinâmico, olho de pitomba… e governo de segunda-mão

Por Mouzar Benedito 

Se beber, não dirija — é o que todo mundo recomenda. Quem bebe deve usar táxi, se tiver grana. Se não tiver, que use o transporte público. Mas como fazer isso se, por exemplo, muitas estações de metrô em São Paulo não têm banheiro público?
Um dia desses, bebi cerveja e fui pra casa, de metrô. Quando cheguei na estação a que me destinava, era uma dessas sem banheiro público. Com a bexiga cheia, onde urinar? Não dava para esperar chegar em casa. Andei por uma rua escura e cometi o ato de mijar num muro. Ao fazer isso — reparem — a gente “empurra” a bunda pra frente, e lembrei-me de uma expressão usada para quem tem bunda murcha: bunda de mijar no muro. É o contrário de bunda de tanajura.
Aí fiquei me lembrando de outras expressões para identificar pessoas, a partir de detalhes do corpo. Boca de chupar ovo, por exemplo, é quem tem boca pequena. Olho de peixe morto é quem tem os olhos lânguidos, algo a ver com o que os japoneses chamam de sampaku (em que a pupila fica mais para o alto, aparecendo embaixo dela o branco dos olhos). No Nordeste, dizem que gente assim tem olho de cabra morta. Já saindo das características físicas da pessoa, olho gordo é o do cobiçoso, e olho de seca pimenteira é o do invejoso, de mau-olhado, que provoca doenças em crianças bonitas, faz murchar flores etc.
Cambito de sabiá é quem tem pernas finas. Orelhas de abano (no Nordeste, orelha de abanar fogo) é quem tem orelhas côncavas, salientes. Quem tem pernas curtas, é bunda baixa.
Queixo de graviola é quem tem o queixo torto. Por falar em queixo, um dia um amigo estava impressionado com uma moça que falava sem parar e eu disse a ele: “Repare como ela tem o queixo fino”. Ele perguntou o que tinha isso a ver com o tanto que ela falava e eu respondi: “Pessoas que falam muito e rápido geralmente têm o queixo aerodinâmico. Ao abrir e fechar a boca, mexendo o maxilar inferior, esse tipo de queixo enfrenta menos atrito com o ar. Quem tem o queixo fino, aerodinâmico, tende a falar mais”, brinquei. Repeti essa teoria besta algumas vezes por aí e teve quem acreditasse.
Existem também expressões citando partes do corpo, adjetivando pessoas com certas características, que podem ter ou não a ver com aspectos físicos dessas partes. Por exemplo: língua de trapo, para quem fala demais e faz fofoca; bunda mole para covardes; mãos de fada para quem cozinha muito bem; olhos de lince para quem enxerga longe; braço de ferro para fortões; perna de pau pra jogador de futebol ruim; cabeça oca ou cabeça de bagre para quem não sabe pensar, cabeça de vento é o “cuca fresca”, pessoa que não leva as coisas a sério, são um tanto irresponsáveis, pode-se dizer…
Bom, relacionei algumas coisas dessas, tanto com o sentido de identificar uma pessoa pelas características físicas como essa tendência (politicamente incorreta?) de adjetivar partes do corpo.
Vamos ver algumas expressões relacionadas ao nariz, para começar. Nariz tem dois “buracos” embaixo, né? Mas algumas pessoas têm nariz com esses “buracos” bem visíveis para quem está em frente a elas. Não são embaixo dele. Quem tem o nariz assim é identificado como nariz de chover dentro. E quem anda de nariz empinado é nariz de cheirar peido. Narigudo é venta de tucano. Já o nariz achatado, no Nordeste, é chamado de venta de bezerro novo.
Aliás, o sertanejo nordestino é pródigo nessas qualificações. Chama de galo de raça o sujeito avermelhado, alto, de pescoço comprido, geralmente loiro. Por falar em pescoçudo, dizem no Sertão do Nordeste que o sujeito tem pescoço de garrafão. Testa grande é testa de carneiro mocho. Unha de peba é quem não corta as unhas.
Ainda falando de características do rosto, o caipira (isso vale pra muitas partes do Brasil) chama de cara de mamão macho quem tem o rosto comprido e fino, descarnado. Quem tem no rosto marcas de varíola, no sertão do Nordeste, é cara de areia mijada. Já quem tem marcas de muitas espinhas é cara de batata estragada.
Sujeito muito feio pode ser cara de milagre, cara de ex-voto ou cara de promessa.
Olho de cachimbo apagado é quem um olho vazado e olho de pitomba é quem tem olhos grandes ou salientes.
Boca de moela é o desdentado, o banguela. Boca mole, dizem por aí, é quem não sabe guardar segredo, conta tudo. Boca aberta é o sujeito lerdo, meio burro, que demora a entender as coisas. Aqui vale uma observação: boboca não é uma palavra derivada de bobo, vem do tupi boboc, que significa boca aberta. É uma gíria indígena.
Voltando ao sertão do Nordeste, dente de preá é quem tem dentes miúdos e encavalados. Ruivo é bigode de arame. Mas se for ruivo barbudo, pode ser chamado também de barba de sovaco de ovelha. Se a barba do sujeito for alourada, ele é barba de arroz doce. Já o sem barba, mas de cabelos avermelhados, é cabelo de espiga de milho.
Quem tem os cabelos espetados é cabelo de espetar caju. E a cabeça grande? Na minha terra pode ser, entre outras coisas, cocão. No Nordeste é cabeça de comarca ou cabeça de nós todos. Quem tem cabeça chata é cabeça de bater sola.
Maracujá de gaveta é manjado, é quem tem a pele do rosto muito enrugada.
Mudando para outras áreas do corpo, comecemos por quem tem pernas tortas. Garrincha é um exemplo, o jogador ganhou esse apelido porque tinha as pernas que os outros moleques achavam que pareciam pernas desse passarinho, também chamado de cambaxirra ou corruíra. Mas quem tem as pernas arcadas o sertanejo chama de perna de arco de barrica. Quem tem os pés virados para dentro é pé de papagaio.
Menino de barriga grande (com vermes?) é barriga de bezerro enjeitado ou barriga de soro azedo.
E o sujeito pálido, de aspecto cadavérico? Esse, a olha que maldade, chamam de desertor de cemitério.
Para terminar, pensei em que parte do corpo que pode ser usada para identificar certos políticos. A maioria deles, talvez. É a mão, concluí.
Para começar, temos aí um governo de segunda mão, que ganhou o poder de mão beijada, com a simpatia e o apoio de adeptos da mão armada. Nele, vemos políticos conhecidos pela mão de gato, habituados a ter a mão aberta com o dinheiro público, no qual metem a mão e fingem que só os outros é que fazem isso. Eles são uma mão na roda para o poder econômico.
Antes de eleições, aparecem de mãos postas, com juras, prometendo dar uma mão aos necessitados. Com um caixa 2 feito com grana de quem molhou as suas mãos, também molham a mão de eleitores safados, e depois de eleitos os mãos-leves lavam as mãos para os problemas do povo. Deixam a gente na mão. E o que vem aí? Mãos largas para uns (adivinhe quem), e mão de ferro para educação, saúde, essas bobagens, e para aposentados, esses inúteis…
Bom… Tem dois tipos de aposentados, né? Os nossos e os deles. Mãos largas para os deles, que se aposentaram bem novos (com tempo de aproveitar a vida, não é?) e ganhando obviamente umas vinte vezes mais do que os nossos, que para merecer uma merreca devem trabalhar até ficar caquéticos.
Como dizia Augusto dos Anjos, a mão que afaga é a mesma que apedreja.
***

[Fonte: www.blogdaboitempo.com.br]

Espólio de José Saramago doado à Biblioteca Nacional de Portugal



Por vontade do Nobel da Literatura será doado à biblioteca Nacional o seu espólio, numa cerimónia que terá lugar a 10 de Dezembro.
 

 
Escrito por  Zita Ferreira Braga
No dia 10 de Dezembro, quando passam 18 anos da entrega do Prémio Nobel a José Saramago, terá lugar na Biblioteca Nacional de Portugal (BNP) um acto formal de entrega do Espólio de José Saramago à BNP.

Desta forma, dá-se seguimento à vontade do escritor quando, antes e depois do Prémio Nobel, entregou à BNP alguns documentos, entre eles o original de “O Ano da Morte de Ricardo Reis” e o Diploma do Nobel.

“Para aqueles a quem cabe continuar José Saramago, família e fundação, esta era a sua vontade e será respeitada”, diz Pilar del Río, presidenta da FJS e mulher do escritor.

Trata-se de uma doação sem contrapartidas financeiras. O espólio podia ter sido vendido a instituições privadas, mas fica em Portugal tornando os portugueses, de alguma forma, seus herdeiros.

A BNP assegurará o tratamento, conservação e disponibilização para investigadores e sempre em colaboração com a Fundação José Saramago.

Serão doados originais, sejam manuscritos e dactilografados, de romances do escritor, assim como correspondência trocada com amigos e outros escritores e ainda cadernos de notas preparatórias para os livros, materiais que constituem a oficina de um escritor.

Por enquanto não há previsão de prazos para a conclusão da entrega dos materiais.


[Fonte: www.hardmusica.pt]

El filósofo Ricardo Forster presentó su libro “La repetición argentina”

Escrito por Daniel Cholakian
En el Centro Cultural de la Cooperación de la ciudad de Buenos Aires, el filósofo argentino Ricardo Forster, presentó su libro “La repetición argentina. Del kirchnerismo a la nueva derecha”. En el libro, analiza la política de su país –y por extensión en América Latina- pensando el pasaje de los procesos emancipatorios a la configuración de las nuevas derechas. ¿Cuáles son las características de esta nueva derecha? ¿Cuál es su relación con el proceso neoliberal de la última década del siglo pasado? ¿Qué posibilidad hay de retomar un rumbo político que impugne el modelo conservador?
Para Forster, la hegemonía cultural es una clave para entender los procesos de restauración conservadora que vive su país y la región. “Un fantasma recorre la Argentina, el fantasma de la repetición. Su potencia no solo se sustenta en la continuidad de las estructuras económicas sino, también, en la sutil y brutal estrategia discursiva y mediática que le ha permitido fundar, desde los años de la dictadura genocida, el núcleo último del sentido común. La derecha siempre ha sabido de la importancia del relato y de la construcción de la subjetividad. Su poder se sostiene, más que en la dureza de la dominación económica, en la hegemonía  cultural que nunca ha perdido”, afirma en este nuevo libro.
“Pensar la derecha capilar, hundidas sus raíces en la cotidianidad, implica descubrir algunas de sus manifestaciones, algunos de sus gestos que denuncian su profundo enraizamiento en el imaginario social. Estos gestos se relacionan directamente con la caída libre de aquellos valores articulados alrededor de la cultura, del espíritu crítico, de la educación como experiencia insoslayable en la construcción de una comunidad que aspire a modificar sus injusticias más evidentes”, escribe quien fuera funcionario del ministerio de Cultura durante el gobierno de Cristina Fernández, desde donde promovió, a lo largo de todo el país, debates nacionales y latinoamericanos inéditos hasta entonces.
“La repetición argentina” es un libro en el que Forster entrama lo político y lo cultural de un modo claro y preciso. En el libro, como su propia práctica política, articula teoría y realidad, en términos de mirada crítica sobre el pasado y aliento concreto de futuro.
Donde crece el peligro también crece lo que salva
Acompañaron al autor en la presentación tres figuras que son parte, desde sus lugares particulares, del debate del presente en Argentina. El periodista Victor Hugo Morales, Leopoldo Moreau, dirigente de la Unión Cívica Radical, centenario partido con cuya conducción actual –que forma parte del gobierno macrista- se encuentra totalmente enfrentando, y el historiador y periodista Hernán Brienza.
Morales, que abrió la presentación, destacó la capacidad de Forster de escribir y organizar una serie de ideas y debates existentes, de modo que permitan reflexionar más integralmente la cuestión, haciéndolo sin descuidar la belleza del lenguaje y la poética del texto. “Lo que consigue Ricardo, con una pluma excepcional, es justamente darnos el placer de la lectura, ya no solamente la información o la calidad de las ideas con las que está llegando a nosotros, sino también esa música que pueden tener las palabras, de ir diciendo cosas que se leen con una fluidez tal que nunca nos hacen tropezar. Estamos en presencia de un libro cautivante”
Leopoldo Moreau, que fuera diputado, senador y candidato a presidente de la Nación, por un partido que ahora pretende expulsarlo, utilizó una idea anterior de Forster, la del kirchnerismo como anomalía, para pensar la continuidad entre el primer gobierno postdictatorial, el de Raúl Alfonsín, con el período de 12 años recientemente cerrado en Argentina. Moreau destacó dentro en su análisis del libro el modo en que el autor analiza críticamente el pasado reciente y el presente en desarrollo, con definiciones que permiten pensar cuál es conflicto político actual. Rescató, para pensar el conflicto político/cultural en América Latina, el modo en que Forster diferencia la conceptualización del concepto de populismo en Europa y América Latina.  Al analizar estas diferencias, en el libro se deja claro que “el populismo en América Latina, como está planteado con toda razón, es la antítesis del neoliberalismo. Ricardo reivindica la expresión ‘pueblo’, una expresión que también nos diferencia del neoliberalismo. Porque para nosotros el pueblo es un sujeto donde se resume la libertad y la igualdad, y nos diferenciamos porque el neoliberalismo califica al sujeto humano como consumidor, como usuario, como cliente, o en todo caso, como vecino”.
“La esencia del desafío que este libro provoca en todos nosotros es comprender qué es lo que sucedió, pero fundamentalmente comprender cuáles son los desafíos que tenemos para adelante frente a esta nueva derecha”, afirmó Moreau.
A su turno, Hernán Brienza caracterizó a Forster como el intelectual que mejor interpretó el momento que significó el kirchnerismo y destacó su decisión de “poner el cuerpo”, al asumir el desafío político y personal que implica para todo intelectual aceptar participar de un gobierno. “Ricardo habla de la repetición como la Argentina de sus dueños. Es una Argentina constante. Y uno se debería preguntar si esa Argentina no es la verdadera y reflexionar si el yrigoyenismo, el peronismo, el alfonsinismo y el kirchnerismo no son anomalías. Ricardo, como los buenos intelectuales, te permite crear cuando lees. En este libro pregunta y se pregunta todo el tiempo sobre lo que está escribiendo. Si al leerlos solamente repetimos y admiramos lo que ellos dicen, es una intelectualidad narcisista. Pero el libro te hace pensar”, afirmó el autor de “El loco Dorrego”.
“Quiero hacer un párrafo sobre su prosa. Él hace dialéctica sobre su propia prosa. Escribe algo y después la repiensa. Utiliza sinónimos en la búsqueda de la palabra justa. Y eso le da una sonoridad poética a su texto por lo cual es difícil escaparse. En los ensayos también hay poesía, también hay belleza. Por eso me gusta cuando escribe, porque también poetiza, hace arte de pensar”, concluyó Brienza.
Finalmente y con un corto discurso precedido por una cálida serie de agradecimientos, se refirió al libro y a su contexto, el propio Ricardo Forster. “Estos años nos devolvieron esperanzas en imaginar un país diferente, construyeron fraternidades. Para mí es un lujo sentir que de nuevo la política y la amistad se encuentran, y estos años permitieron eso entre muchos de nosotros. Nos hicieron sentir de nuevo la palpitación, el entusiasmo, la intensidad, la pasión, también, porque no, el dolor y el sufrimiento. Creo profundamente en aquella imagen del poeta que dice que allí donde crece el peligro también crece lo que salva. Yo no soy de aquellos que creen que hay que hacerse el harakiri, que cometimos todos los errores del mundo y con ello permitimos que ganara quien hoy nos gobierna. Yo creo que el poder salvaje, que hoy atraviesa de una manera tremenda no solo Argentina sino también el resto del mundo, es un poder inmenso. Pero ha sido también inmensa la rebeldía que en Sudamérica, y a contrapelo de lo que está sucediendo a nivel global, desde Venezuela a la Argentina, en Brasil, en Ecuador, en Bolivia, en Uruguay, se pudo enfrentar contra un mundo inhóspito. Porque atravesamos estos años en Argentina en los que disputamos poder, como hacía mucho que no se hacía, donde disputamos sentido, lenguaje. Donde disputamos cultura. Se habló de batalla cultural y ahora se habla de derrota cultural. El poder real tiene la potencia que nunca ha tenido en la historia de la humanidad. Sin embargo, nosotros estamos acá, no solo resistiendo en abstracto, sino generando las condiciones para volver a molestarlos. Porque como dijo John William Cooke respecto del peronismo, se trata de ser el hecho maldito del país burgués.
En el final de su presentación, reivindicó la política como deseo. “La política, cuando se vuelve una alquimia de pasión, entusiasmo, compromiso, es básicamente el gran deseo de lo humano. Lo único que puede romper el sometimiento, la dominación y la injusticia. Rescatar la política en un tiempo en que quieren destruirla, es un deber de todos nosotros. Es un deber de quienes creemos que también hay que rescatar a la democracia de su vaciamiento y de su envilecimiento. Y por eso no tenemos que renunciar a nuestras tradiciones, a los libros que hemos leído, ni al barro de la historia”, cerraba Forster su presentación, al tiempo que proponía que así como la política es el sueño que no termina de concretarse, pero en el que se insiste siempre, la esperanza se debe buscar en el pasado, en la memoria de quienes dejaron la vida, el cuerpo y su propia historia, en la convicción de que se puede construir siempre un futuro marcado por ese sueño eterno.
La repetición argentina. Prólogo:
//docs.google.com/viewer?embedded=true&url=http://www.nodalcultura.am/wp-content/uploads/2016/12/Larepeticionargentina.pdf


[Fuente: www.nodalcultura.am]

Ponte a prueba: ¿cuánto sabes de las lenguas indígenas de América Latina?


¿Qué tanto sabes sobre las lenguas indígenas de América Latina?

 

A pesar del claro dominio del español y del portugués, millones de personas todavía hablan en las lenguas originarias de ese inmenso territorio que se extiende entre el Río Bravo y Tierra del Fuego.

De hecho, según el "Atlas sociolingüístico de pueblos indígenas de América Latina" presentado en 2011 por Unicef, un total de 420 lenguas indígenas todavía se emplean en la región.
Obviamente, no te vamos a preguntar por todas ellas. Pero, ¿qué tanto sabes de las más importantes?
Pon a prueba tu conocimiento con este pequeño quiz de BBC Mundo.


Question Image 

















Por número de hablantes, ¿cuál es el principal idioma indígena de América Latina?



[Enlace original: www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-38109015]