sexta-feira, 7 de abril de 2017

Don Carlos, por Jaime Roos

Milagro taura del tiempo que no te aplicó sentencia 
Sos inventor de la ciencia de mantenerse primero 
Por tu don arrabalero de jugar sin la pelota 
Sos trompa de una patota que le afanó el alma al barrio 
Estás en el calendario y en cada vuelta de copas. 

Goleador de los descuentos, lágrima de las pesadas 
Silbido por la bajada que un curda regala al viento 
Yo te he dado el manyamiento cuando el cielo relojeo 
Viviendo en un bulín reo con el chaperío de aire 
Sito allá por Buenos Aires esquina Montevideo. 

Don Carlos y niente piú, qué zorzal ni qué ocho cuartos 
Ligador en el reparto de la eterna juventud 
Como el flaco allá en la cruz perdonaste a la gilada 
Con tu sonrisa pintada en un bondi trasnochado 
Si hasta te baten "El Mago" por tu gola engalerada 

Troesma de los botijas que junan como es la historia 
Tu mirada es divisoria entre trucho y postalina 
Sos la cara pensativa de una nami sin un viaje 
El símbolo de coraje de una pechera a lo macho 
Sos el ala de ese gacho que nunca se tomó el raje. 

Qué más te voy a batir que ya no hayas escuchado 
Si viene mal barajado este fato de vivir 
Paciencia y hacerse hervir, habrá que curtirla fiero 
Este oriental milonguero se lo repite a quien quiera 
Siempre queda gente afuera cuando canta mi jilguero. 

Don Carlos les dio mancada, manga de giles de goma 
Que la papa se la coman y que aguanten la tacada 
De Pompeya a La Blanqueada sigue copando tu amor 
A los ratis del dolor empaquetaste debute 
Don Carlos Gardel salute, por invicto y por mejor.

[Letra de Raúl Castro]









Nenhum comentário:

Postar um comentário