segunda-feira, 10 de abril de 2017

Un nuevo lenguaje, necesario para el vino

Experiencias de éxito intentan simplificar y clasificar los vinos por gustos y estilos para facilitar la vida al consumidor
Manel Sarasa, David Seijas y Joaquín Parra.
Escrito por A. Gil 
Comunicación. Es la 'piedra filosofal' por la que cualquier 'marketiniano' suspira y la protagonista de la segunda tanda de ponencias de Imaginext. Manel Sarasa, CEO y cofundador de wineissocial, dejó claro que «la tecnología va a habilitar el canal de ventas más importante para el vino», pero también que «no lo hará por sí sola si no se acompaña de una nueva comunicación». Sarasa recordó, en este sentido, que «España es un referente mundial de la gastronomía, incluso por encima de Francia, pero está todavía muy lejos de serlo en el mundo del vino». 

Wineissocial intenta explotar esta 'nueva comunicación' con un sencillo lenguaje de signos (iconos) con la idea de catalogar los consumidores para ofrecerles un producto adecuado a sus gustos: «Necesitamos un lenguaje de estilos de vinos, de la misma forma que catalogamos la música por estilos», explicó Manel Sarasa. 

Joaquín Parra, director de Wine Up Consulting, coincidió en que algo se está haciendo mal: «Batimos récord tras récord de turistas que nos visitan, pero ni tan siquiera así aumentamos las ventas de vino». «Estamos perdiendo grandes oportunidades -añadió- y el principal problema es la comunicación». Parra lamentó que «en España sigamos siendo más 'papistas' que el Papa» e insistió en que la comunicación debe incidir en que «el vino es natural y cotidiano, eso sí, con un lenguaje cercano».

David Seijas, exsumiller del Bulli y Premio Nacional de Gastronomía, recordó la experiencia seguida en la casa de Ferran Adrià. «Seguramente nos adelantamos a su tiempo, pero logramos interactuar con nuestros clientes y, antes de venir al restaurante con la reserva, nos trabajábamos su perfil de vino por variedades, regiones, precios, climas, alcohol...». «Teníamos entre 1.600 y 1.800 referencias e íbamos eliminando en función de las preferencias del cliente». 

Seijas afirmó que «como lo hicimos con la gastronomía, España puede hacerlo en el vino: tenemos los viñedos, los expertos, historia, tradición...». «La revolución -añadió- debe venir de la mano de la gastronomía: contamos con los ingredientes, solo hay que encajar el 'tetris'». 



[Foto: JUAN MARÍN - fuente: www.lomejordelvinoderioja.com]


Nenhum comentário:

Postar um comentário