terça-feira, 4 de abril de 2017

Los vinos gallegos tienen buena acogida entre nuestros clientes brasileños

Jesús Ruiz es el director general de Cava de Vinhos Importadora LTDA, empresa especializada en importación y distribución de vinos españoles en Río de Janeiro y Sao Paulo. Sus clientes son principalmente tiendas especializadas, restaurantes y hoteles de propietarios españoles.




¿Qué espera de su participación en Vinis Terrae?
Mi participación en Vinis Terrae hace un par de años me permitió conocer  tanto nuevas denominaciones de origen como nuevas variedades de uva. Trabajo ya con bodegas como Os Eidos o Santa Marta, y variedades como crego y monaguillo. Mi objetivo ahora es encontrar vinos nuevos que incorporar a mi portfolio, estoy especialmente interesado en el godello y en el albariño. También me gustaría encontrar un vino elaborado con sousón, me encanta esta variedad y no es muy fácil encontrarla.
Cómo valora la relación calidad-precio de los vinos gallegos?
Un poco superior a la media. En este ratio hay vinos de otras denominaciones españolas que pueden competir mejor en el mercado brasileño. Pero es un vino de calidad y la gente sabe apreciarlo. Las marcas con las que trabajo han tenido buena acogida entre mis clientes, pero todavía falta promoción.
En el mercado del vino brasileño, ¿es fácil encontrar caldos galaicos?  
Todavía no, aunque sí es cierto que se está introduciendo poco a poco. Aquí el mercado está copado por los vinos producidos en Chile y también en Argentina. Ambos países disponen de situaciones comerciales privilegiadas con Brasil, que les permite ofrecer unos precios más competitivos. Pero empresas como la mía trabajan para incluir también en las mesas el vino español y, por supuesto, también el gallego
¿En qué situación se encuentra el consumo de vino en su país?
El consumo está en progresión lenta debido a la situación actual del país. Estamos en plena implantación de la cultura del vino, ya que hasta hace unos años en los restaurantes solo había cerveza. El paulatino incremento de la cultura vitivinícola en el país y los esfuerzos de comunicación y promoción están llevando a un progresivo incremento del conocimiento del producto. Los vinos importados suponen alrededor del 80% del vino "fino" consumido en Brasil. Estas importaciones provienen, en su gran mayoría, de seis proveedores, Chile, Argentina, Francia, Italia, Portugal y España, que suponen el 96% de las importaciones. Brasil ofrece unas prometedoras posibilidades de mercado. 

[Fuente: www.laregion.es]


Nenhum comentário:

Postar um comentário