quinta-feira, 9 de março de 2017

El minucioso plan póstumo de Piglia

El escritor argentino fijó en vida un calendario de publicación de varias obras inéditas para los próximos años


Escrito por GERMÁN R. PÁEZ

Ricardo Piglia lo dejó todo bien atado antes de morir el pasado 6 de enero, a los 76 años. El escritor argentino, considerado uno de los maestros de la literatura latinoamericana posterior al boom, trabajó incansablemente en sus últimos años para concluir una decena de trabajos literarios que verán la luz "a lo largo de los próximos años" conforme al calendario que él mismo elaboró, según ha anunciado este martes su agencia literaria, Schavelzon Graham. Lo hizo a pesar de una esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que se le diagnosticó en 2014. "Siempre fue muy minucioso, y la enfermedad hizo que se dedicara solamente a terminar sus libros", asegura a EL PAÍS Guillermo Schavelzon, el agente del autor.

Piglia trabajó a un ritmo de doce horas diarias, los siete días de la semana, y con "la colaboración de un equipo de cinco asistentes encabezado por Luisa Fernández, pese a las dificultades prácticas de su enfermedad, que afectaba a la velocidad, pero no a la calidad y lucidez de su comunicación", según reza el comunicado difundido. "Primero dictaba y luego escribía el texto con un software visual, un ordenador en el que se escribe con la mirada", explica Schavelzon, que recalca que el papel de la viuda del literato, Beba Eguía, fue "determinante" para conseguir estos recursos y que las obras fueran concluidas.


El legado póstumo del crítico, editor, guionista, profesor de literatura y, sobre todo, narrador latinoamericano (Adrogué, 1941 - Buenos Aires, 2017) consta de seis obras concluidas que serán publicadas "en los próximos años", según la agencia literaria, y conforme a un calendario de publicación que planificó el propio Piglia con arreglo a su máxima: "Escribir mucho, publicar poco". Destaca la tercera parte de Los diarios de Emilio Renzi (Editorial Anagrama), que verá la luz en Argentina, México y España en septiembre de 2017. Protagonizado por un alter ego periodista y aspirante a escritor, el argentino comenzó este proyecto vital en una serie de cuadernos a los 16 años, en 1957. Nadie los leyó hasta que decidió publicar los dos primeros volúmenes en 2015 y 2016. "Este tomo del diario trae una novela autónoma, Un día en la vida, que se refiere al 16 de junio, el día en que transcurre el Ulises de James Joyce", revela Schavelzon. También se publicará de forma independiente "en dos o tres años", tal como quería Piglia.
Por un relato futuro, un libro que recoge una serie de conversaciones con su compatriota y también escritor Juan José Saer, será asimismo publicado este año, ha anunciado Schavelzon Graham. La agencia literaria no ha desvelado las fechas de salida del libro de cuentos Los casos del comisario Croce —con ocho de ellos inéditos—. Tampoco de un volumen que recoge las lecciones de Piglia en la televisión pública argentina, ni de una edición definitiva de sus cuentos completos. Las siguientes obras, además, aún están pendientes de su revisión y no serán publicadas de momento: Teoría de la prosaChina, 1973. Fragmentos de un diarioLa Argentina en pedazos y otros prólogos y Ensayos Completos. "Las decisiones respecto a la publicación las toma su mujer y heredera, que también es su primera lectora. No se va a publicar nada que [Piglia] no haya dejado revisado en un 90%".
El autor de novelas como La respiración artificial (1980) también donó antes de morir su archivo digital y en papel a la Firestone Library de la Universidad de Princeton, de la que era profesor emérito. Decenas de fotografías, notas y documentos inéditos, organizados por temas y títulos, que han quedado ahora a disposición de los investigadores del centro.
[Foto: RICARDO CEPPI - fuente: www.elpais.com]

Nenhum comentário:

Postar um comentário