terça-feira, 20 de junho de 2017

La nueva campaña antioccidental de Erdogan



The Economist da cuenta de las grotescas pretensiones del autócrata turco de limpiar el lenguaje de palabras foráneas.
Erdogan comenzó ordenando la eliminación de la palabra ‘arena’, que le recuerda la depravación de la antigua Roma, de los recintos deportivos de todo el país. Los equipos más importantes cumplieron su petición esa misma noche. El Vodafone Arena, sede del Besiktas, amaneció convertido en el Vodafone Stadyumu. Los críticos se preguntan qué ganó el lenguaje turco al reemplazar una palabra de origen extranjero por otra.
(…)
Erdogan parece querer volver atrás el reloj (…) con nostalgia imperial y resentimiento hacia Occidente. En 2014 propuso introducir obligatoriamente en los institutos el turco otomano, una lengua que solo sobrevive entre lingüistas, historiadores y clérigos. El plan fue abandonado después de una propuesta popular.
La ofensiva contra las palabras derivadas de lenguas occidentales probablemente tendrá un destino similar. 

[Fuente: www.elmed.io]

Nenhum comentário:

Postar um comentário