domingo, 25 de junho de 2017

El Cuarteto de Nos: Raro

Nada es gratis en la vida, Hoy estoy raro, Así soy yo, Yendo a la casa de Damián, Pobre papá, Ya no sé qué hacer conmigo, Natural, Invierno del ´92, El karaoke de mi noviecita, Me hace bien me hace mal, Pueblo podrido, Autos Nuevos.

Músicos:
Roberto Musso: guitarra y voz.
Ricardo Musso: guitarra y voz.
Santiago Tavella: bajo y voz.
Alvaro Pintos: batería y voz.
Bizarro Records, 2006
Calificación: Dame dos.
Raro es que no los haya escuchado antes…
Empecemos por decir que es la primera vez en veinte años que la difusión masiva logra hacer que me interese en un grupo; y en este caso lamento mucho que no hubiera sucedido antes. Tampoco puedo creer que en mis muy reiterados viajes a Montevideo, no me enterara de la existencia del El Cuarteto de Nos.

Esta banda, cuyos miembros reniegan del nombre de la misma, puesto al azar y que luego por cábala no cambiaran, tiene sus orígenes hace veinticinco años, tal vez más… del otro lado del charco, en Uruguay, más precisamente en Montevideo. Su primer disco data de 1984; y Raro es su undécimo álbum. 

Sus influencias se notan variadas, entre las cuales se encuentran el humor de Les Luthiers y de Frank Zappa, sin dejar de lado cuanta banda relevante de rock en serio haya existido y cuanto libro interesante haya pasado por sus manos.

De todo esto se desprende que el humor filoso e inteligente es una de sus principales características. En cuanto a lo estrictamente musical, componen canciones de pop-rock de entre tres y cinco minutos, directas y contundentes. Los estilos varían entre el rock clásico de los cincuenta y sesenta (grabaron una versión uruguaya del clásico Please, Please Mr. Postman, intitulada Bo Cartero), con el new wave y algo de punk con brit-pop. De todas formas siempre mantienen el sello uruguayo en sus canciones.

Este CD en particular tiene canciones descriptas por ellos mismos como raras, de ahí el nombre del disco. Raras en el sentido de poco habituales en ellos y desde ciertas libertades y complejidades en las líneas vocales, más precisamente en la forma de decir las letras, que están plagadas de frases memorables y abordan los más diversos temas que tienen su anclaje en lo cotidiano.

Otra característica distintiva de Raro es la tapa. El personaje que allí aparece (raro, por cierto), es el resultado de la mezcla vía computadora de las caras de los cuatro integrantes de la banda. Es decir que este freak es una suerte de alter-ego de El Cuarteto de Nos.
Comienzan con Nada es gratis en la vida. Sonido new wave bien 80’s, rítmico, que comienza con “Mamá compró y se le pinchó el forro del que nací yo”. Dos guitarras, bajo, batería y la voz adelante. Despojado y redondo.

Hoy estoy raro es brit-pop, con una melodía de voz… rara. En su letra busca (en el pasado) los motivos de su extrañeza. Familia disfuncional y todo tipo de calamidades: “Hijo único de la casualidad, mi padre era hippie y mi madre era punk, ¡Ah capaz! fue por esa niñera que para que no llorara ponía en mi mamadera valium y salió un día con sus amigos y volvió con esa manga de drogados. Y acelerados, en un rito satánico después de torturar a mi hamster cocinaron. Fue un infierno, me lo hicieron probar y no era tierno”.
Así soy yo es una mezcla entre un pasodoble y rock & roll del ´50 de la banda de sonido de una película de Robert Rodriguez. Un tipo que no hace, no le importa, ni se define por nada: “…en el ángulo de la vida yo he decidido ser la bisectriz”. El final es con una cabra balando encima de un órgano de película de Isabel Sarli.

El primer corte del disco es Yendo a la casa de Damián. Una viaje surrealista a la casa de un amigo en el que luego de pinchar un neumático se cruza con una estrella extranjera de TV, viaja en limousine y termina en un cabaret en donde se lo avanza un gay. Pretende tener una estética hip-hop, con sonido moderno, todo con mucha sorna.

Pobre papá, una canción cuya música suena a banda de sonido de un western spaghetti de los sesenta, dos guitarras y voz. Trata de las desventuras de un padre al que obligan a trabajar en tono trágico. Un verso dice: “Papito no quiere trabajar tan seguido. Papá preferiría ser un mantenido. Papá piensa que un día manda todo al carajo. Pero no encara eso porque es mucho trabajo”. Una joyita.
Sigue el segundo corte, Ya no sé qué hacer conmigo. Problema existencial que sentencia: ¨Y oigo una voz que dice sin con razón: vos siempre cambiando, ya no cambias más. Y yo estoy cada vez más igual. Ya no sé qué hacer conmigo¨. Alguien que ya pasó por todas: ¨Ya probé, ya fumé, ya tomé, ya dejé, ya firmé, ya viajé, ya pegué, ya sufrí, ya eludí, ya huí, ya asumí, ya me fui, ya volví, ya fingí, ya mentí. Y entre tantas falsedades muchas de mis mentiras ya son verdades. Hice fácil adversidades y me compliqué en las nimiedades”. Para muestra basta un botón, en una sutil balada atípica con sonido latinoamericano que en su estribillo se vuelve bien eléctrica y potente.
Natural, un tema punk sobre el hecho que muchos estamos legalmente drogados para llevar adelante nuestras vidas.

Invierno del ´92 narra las desventuras de un día muy frío de un crudo invierno. A una rubia tarada: “Vas a morir de un ataque de pensamiento”. Excelente solo de guitarra.

El karaoke de mi noviecita junto con Autos nuevos son interesantes musicalmente y en ambos se nota la influencia de Talking Heads. Son el complemento necesario para hacer un disco equilibrado, con letras no tan directas y con humor más subliminal. Muy bien las dos canciones, excelente trabajo de las guitarras.

Me hace bien, me hace mal Pueblo podrido, si bien con humor, son casi temas de protesta. El primero baja un cambio y tiene un sonido beatle de balada potente y un tanto melancólica; Pueblo podrido vuelve al rock de los ´50, áspero, en donde todo está mal, una ciudad como en las que vivimos nada más que todo teñido de negro.
El Cuarteto de Nos es una banda muy inteligente, en la que no hay virtuosos instrumentistas, que escribe excelentes canciones con muy buenas letras, con humor corrosivo y reflexivo, con un bagaje musical y artístico, en general, muy importante. Excelente sonido y producción. El álbum refleja todo eso y lo hace con una naturalidad tal que hace que parezca simple; y ser inteligente no tiene nada de sencillo, más bien parece algo… Raro.


Federico Larroca


[Fuente: www.elintruso.com]

Nenhum comentário:

Postar um comentário