segunda-feira, 3 de abril de 2017

Vilafranca del Penedès, galardonada en los Premios 'Ciudad Sostenible'



La distinción, en la categoría Gestión de Residuos, reconoce su proyecto de valorización energética de la biomasa sobrante de la poda de sus viñas

La Capital del Vino catalana ha apostado por la sostenibilidad. Y prueba de ello es el proyecto LIFE+, desarrollado entre 2014 y 2016, para generar bioenergía a partir de la materia orgánica vegetal desechable tras la poda de sus viñedos. Este plan estratégico para proporcionar energía a las bodegas del Penedès y sus áreas urbanas le ha valido a Vilafranca el premio 'Ciudad Sostenible' en el ámbito de Gestión de Residuos que otorga la Fundación Fórum Ambiental con el soporte del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.
Los viñedos son la gran seña de identidad de la comarca barcelonesa del Penedès. Pero al margen de su fruto, esas uvas que constituyen la matería prima de sus afamados vinos y cavas, las cepas generan también biomasa desechable. Y el reciclaje de la misma en forma de bioenergía le ha valido a Vilafranca del Penedès el premio 'Ciudad Sostenible' en la categoría Gestión de Residuos.
Estos galardones los otorga desde 2002 la Fundación Fórum Ambiental para reconocer a aquellos municipios de más de 5.000 habitantes que hayan ejecutado actuaciones dirigidas a la sostenibilidad en un período de dos años. Y cuentan con el soporte del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en colaboración con Ecoembes, sociedad anónima sin ánimo de lucro constituida por un grupo de empresas que apoyan el reciclaje y gestión adecuada de residuos.
El proyecto, con un presupuesto de 1,3 millones de euros y denominado LIFE+, se desarrolló de junio de 2014 a noviembre de 2016 para demostrar el funcionamiento del círculo de la biomasa, con pruebas piloto en dos bodegas y una zona de equipamentos públicos de Vilafranca del Penedès. El cultivo de la viña proporciona anualmente un sobrante orgánico de unas 30.000 toneladas que hasta ahora se quemaba sin ningún aprovechamiento energético. Gracias a este proyecto se pretende que esta materia vegetal tan abundante en la comarca, tratada como resíduo, se transforme en energía térmica.
El Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès coordinó este proyecto, en el que también colaboraron la cooperativa vitivinícola Covides, garante del suministro de la biomasa; la cooperativa de iniciativa social y centro especial de trabajo Nouverd, gestora de la misma; e Innovi, clúster de las empresas del vino y el cava, consumidores de esta materia desechable de los viñedos.
Todos sus esfuerzos iban dirigidos a un objetivo muy claro: generar bioenergía de manera descentralizada y próxima, reducir las emisiones de dióxido de carbono, abaratar el coste de la energía y crear puestos de trabajo. Una estrategia local para mitigar los efectos del cambio climático al tiempo que permita a las empresas del sector del vino y el cava ser más competitivas, contribuyendo a conseguir un área económica de alto valor añadido al territorio de la D.O. Penedès.
A la entrega del premio asistió el alcalde de Vilafranca del Penedès, Pere Regull, acompañado, entre otros, del concejal de Medio Ambiente, Josep Maria Martí. Y recibieron el mismo de manos de la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.
Además de Vilafranca del Penedès, también fueron galardonados en estos premios: el Ayuntamiento alicantino de Orihuela, por la Gestión del Ciclo del Agua; el ibicenco de Santa Eulalia, en el ámbito de la Educación Ambiental; el vizcaíno de Muskiz, gracias a la Gestión Energética; y el Consejo Comarcal de la tarraconense Conca de Barberà, a la Sostenibilidad en su Globalidad.

[Fuente: www.vinetur.com]



Nenhum comentário:

Postar um comentário