terça-feira, 11 de abril de 2017

Los nuevos grandes vinos de la Patagonia argentina

Puntualmente en la provincia de Chubut, en el corazón de la Patagonia argentina, la vitivinicultura se está incrementando en calidad y en cantidad. Para saber más sobre el tema, entrevistamos a Marcelo Yagüe, vocero de un grupo que nuclea a los productores de la zona.

Por Diego Di Giacomo


Sommelier, miembro de la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos y Licores

- ¿De qué se trata y cuántos son los productores nucleados en el Grupo “+Austral”?
El grupo “+Austral” está formado por seis productores pequeños: Bodega De Bernardi y Bodega Adamow en el Paralelo 42; Patagonia River Guides, Viñas del Nant y Fall , Chacra Baruk y Chacra La Primavera en la ruta 259 del Valle de Trevelin, camino a Futaleufú (Chile).
“+Austral” se formó naturalmente al conjugarse los intereses comunes de un pequeño grupo de emprendedores, que con pasión y esfuerzo decidieron hacer realidad lo que parecía imposible: plantar viñedos en una de las zonas más extremas del país y del mundo. Los veranos son cortos, hay que controlar heladas en todo momento con sistemas automatizados, hay que controlar que las liebres no dañen las plantas en sus inicios, que los pájaros no se coman las uvas, y tener paciencia para el momento óptimo de la vendimia, que generalmente llega hacia fines de abril.
- ¿Qué cantidad de hectáreas se encuentran productivas y con qué variedades plantadas?
Si bien “+Austral” está formado por seis emprendedores-productores ubicados en la Comarca del Paralelo 42 y en el Valle de Trevelin, hay productores en toda la provincia de Chubut: en la zona de Gualjaina, Piedra Parada y Paso del Sapo, Los Altares, Sarmiento y el valle inferior del Río Chubut. La superficie total implantada en la provincia es de 50 hectáreas aproximadamente, y crece año tras año, a medida que se van viendo los resultados y la calidad de los vinos obtenidos.
Las cepas que se han plantado son; Pinot Noir, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Gewurztraminer, y Riesling, entre otras, predominando las blancas por su mejor adaptación a los climas fríos.
- ¿Qué desafíos implica la vitivinicultura tan al sur del mundo?
El desafío más importante para los productores en estas zonas, es lograr vinos con una identidad que los haga únicos, y tiene sus fundamentos concretos en el clima frío, veranos cortos, una gran amplitud térmica que llega hasta los 24 grados de diferencia, muchas horas de luz, y cepas que maduran con una acidez equilibrada y justa para destacarse en comparación con otras zonas que deben cosechar verde para lograrla, pero pierden los aromas y sabores de estos vinos tan australes. Los viñedos se cosechan con cargas muy bajas de uvas, ya que el objetivo es obtener vinos de calidad suprema e indiscutida.
- ¿Cuáles son las particularidades de los terruños?
Chubut, tiene zonas muy diferentes.
Los valles cordilleranos, en general tienen suelos fértiles en su superficie, franco arenosos o arcillosos a pocos centímetros de profundidad, zonas rodeadas de lagos, ríos, bosques naturales, y en general localizados entre los 200 y 500 metros sobre nivel de mar. Contamos con heladas, nieve, y lluvias entre los 500 y los 1000 milímetros concentradas entre los meses de abril y agosto.
La zona de estepa, a orillas del alto río Chubut, entre 80 y 150 kilómetros al este de Esquél, posee valles secos con escasas heladas y altas temperaturas en verano que superan los 30 grados y una gran amplitud térmica, que los hace muy adecuados para las plantaciones de vides. Además, lluvias escasas que no superan los 200 milímetros al año.
En tanto, la zona del valle inferior del río Chubut, con clima seco, escasas lluvias, altas temperaturas, suelos de lecho de río, arcillosos y arenosos.
Y la zona de Sarmiento, a orillas de los lagos Muster y Colue Huapi, con zonas áridas, escasas lluvias, y terrenos pedregosos arcillosos.
- ¿Qué características poseen los vinos resultantes?
Los vinos blancos como el Sauvignon Blanc y el Chardonnay, que se han obtenido hasta el momento, tienen una acidez y aroma que los destaca notablemente de cualquier otro vino obtenido en zonas más al norte del país y de otras partes del mundo. Otros países como Nueva Zelanda o Chile, también de zonas frías extremas, logran similares cualidades sensoriales y los conocedores de vinos así lo destacan.
Los Pinot Noir van en camino a dar batalla a los mejores obtenidos en el Alto Valle y General Roca (provincia de Río Negro), en Argentina, y a los mejores de California, en Estados Unidos.
Cabe aclarar que los viñedos de Chubut son muy jóvenes aún: no más de 5 años en promedio, y no han alcanzado su edad de máxima expresión.


[Fuente: www.devinosyvides.com.ar]





Nenhum comentário:

Postar um comentário