quarta-feira, 12 de abril de 2017

El misterioso cementerio que demuestra cómo trataban a los judíos siglos atrás

Una excavación en el Trastévere dejó en evidencia cómo vivía la comunidad en Roma


Como suele ocurrir en Roma a cada paso que se da se puede descubrir algo nuevo. Mucho más si esos pasos son hechos para excavar o para remodelar un edificio antiguo. Y eso fue lo que ocurrió en una antigua construcción de principios de siglo XX que pretendía ser restaurada y en la cual queda claro cómo eran tratados los judíos desde hace muchísimos años. 

La historia comenzó cuando seis años atrás arqueólogos fueron comunicados de un descubrimiento en el tradicional y pintoresco barrio de Trastévere. Allí, los constructores habían hallado esqueletos enterrados prolijamente. Todo hacía creer que se trataba de un antiguo cementerio que no figuraba en los planos de ese vecindario romano.

Las tumbas fueron destruidas y el papa Urbano VIII impidió que llevaran una marca identificatoria. Sólo decían: “Aquí yace”
Las tumbas fueron destruidas y el papa Urbano VIII impidió que llevaran una marca identificatoria.
Solo decían: “Aquí yace”

Los científicos, luego de años de trabajo sobre el campo y en el laboratorio, descubrieron que se trataba de un cementerio judío. Pero, ¿cómo llegaron a esa conclusión? El análisis completo de los cuerpos, la ubicación y el estudio de los mapas de época y de la historia, dieron con el resultado.

Los historiadores marcan que los judíos eran enterrados en el vecindario del Trastévere entre el 1363 y 1645, cuando el cementerio fue trasladado para realizar los nuevos muros de la ciudad de imperio. "Al principio no entendimos a quién podrían pertenecer los esqueletos", indicó Daniela Rossi, una de las arqueólogas que trabaja en el lugar. Fue por eso que con la ayuda de los mapas y de la tecnología de carbono pudieron determinar que los restos habían sido enterrados entre mediados del siglo XIV y mediados del XVI. Las fechas coincidían.

El anillo encontrado en el cuerpo de una de las mujeres. Los cuerpos presentaban indicios de desnutrición
El anillo encontrado en el cuerpo de una de las mujeres. Los cuerpos presentaban indicios de desnutrición
El Campus Iudeorum fue trasladado por orden del papa Urbano VIII para construir los nuevos muros de Roma
El Campus Iudeorum fue trasladado por orden del papa Urbano VIII para construir los nuevos muros de Roma
Otros de los datos que llevaron a la conclusión a los científicos fue la forma en que los cadáveres habían sido colocados bajo tierra. Salvo dos mujeres que llevaban un anillo de oro y un hombre con una capa, el resto no poseía ninguna pertenencia, algo típico de la religión judía al momento de enterrar a sus difuntos, según explicó Rossi.

Pero hay otros signos que marcan que aquello era el Campus Iudeorum. Los judíos llegaron al Trastévere dos siglos antes de la existencia de Cristo. Pero cuando asumió el papa Paulo IV en 1555 fueron confinados a un gueto del otro lado de ese vecindario, en un área que constantemente se inundaba. El director del departamento de cultura de la Comunidad Judía de Roma, Claudio Procaccia, confirma que antes de esa fecha "las condiciones de los judíos eran más aceptables allí que en otras ciudades". Pero ese año, todo cambió. 

Pero cuando casi un siglo después el papa Urbano VIII ordenó los nuevos muros, el cementerio fue mudado al Monte Aventino. Allí, los judíos encontraban el descanso eterno hasta 1934. Bajo la orden pontificia, las tumbas del Trastévere fueron demolidas y en 1625 Urbano VIII decretó que los judíos debían ser enterrados en sepulturas sin marcar. Las preexistentes debían ser destruidas. Solo tenían una leyenda vacía: "Aquí yace".

Otro signo que pudieron identificar los arqueólogos fue el estado de desnutrición que presentaban los restos. Sin embargo, Rossi cree que ello se debió a la época, en la cual las dietas eran bajas en proteínas en los trabajadores de clase media. Procaccia sabe que el trabajo continuará de ahora en más. Al tiempo que la excavación fue documentada y los esqueletos incorporados a la comunidad judía romana, la tarea ahora será darles una sepultura apropiada. "Enterrarlos de una forma más correcta o con mejores cuidados", manifestó.



[Fuente: www.infobae.com]

Nenhum comentário:

Postar um comentário