quinta-feira, 6 de julho de 2017

«Ahora», disco de LUCA BOCCI

Con un primer disco en solitario dividido entre el pop, la bossa nova y la música disco, el joven compositor Luca Bocci se suma a la renovación de la escena underground argentina.


Escrito por JUAN BARBERIS




Qué: Disco (independiente)

«Mis canciones ya no son complicadas, me cansé de huir de mí», canta Luca Bocci en Ahora, la canción que le da nombre a su primer disco solista, como apuntando las coordenadas actuales de su obra. Este cantante y guitarrista, que arrastra un breve prontuario al frente de Alicia, banda de rock progresivo y psicodélico con la que lleva editado un solo disco, ensaya ahora un giro hacia la síntesis en piezas autorreferenciales e intimistas, simples y elegantes, de clara esencia pop.

La irrupción de Bocci en el mapa emergente del rock argentino se dio hace tan solo algunos meses, cuando un contingente sub-25 de bandas y artistas de Mendoza (provincia argentina ubicada al centro-oeste del país, en medio de valles, viñedos y montañas) desembarcó en Buenos Aires como una tropa millennial dispuesta a exponer su propia versión del presente

Así, grupos como Usted Señálemelo, Las cosas que pasan, Perras On The Beach, y su cantante, Simón Poxyrán, impusieron su relectura del indie-rock de principios del siglo, calibrada en el latir urgente de la época, con mayor pulso rítmico y una evidente pericia técnica hija de la era de los tutoriales para aprenderlo todo vía YouTube.

En ese contexto, Bocci apareció con un disco inesperado que rápidamente lo colocó como una de las revelaciones de 2017. Ahora, aunque desde el título abraza el concepto de un presente continuo impulsado por una generación registrada en stories de Instagram, dialoga con buena parte del pop argentino.

El músico mendocino hace convivir la intensidad melódica de Fito Páez, cierta pompa lírica en clave Luis Alberto Spinetta, la búsqueda del hit denso y torturado en plan Charly García y el canto afectado y por momentos soulero de Emmanuel Hourvilleur, de Illya Kuryaki And The Valderramas.

Pero, además del selecto cúmulo de influencias, Luca Bocci atesora también el valioso don de la sensualidad, ese gesto que parece haber quedado sepultado bajo la introspección emocional del indie-rock. Dentro de un listado capaz de ladearse entre la bossa, el electro-pop y hasta la música disco, canciones como Bahía, No tiene nombre y Archipiélago resultan hits instantáneos, bocados pop que ganan volumen a través del swing expresivo, frágil y existencialista de Bocci, un paladín sensible que se abre al mundo exponiendo sus guerras internas con suficiente personalidad y encanto como para empezar a seguirlo de cerca.

Luca Bocci Ahora


[Fuente: www.zonadeobras.com]

Nenhum comentário:

Postar um comentário