quinta-feira, 9 de março de 2017

‘Hijas del bosque’ documenta cómo la educación brinda oportunidades a muchachas en Paraguay rural

Noche de luna llena en la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú. Imagen en Flickr del usuario Jose A. Huertas [1] (CC BY-NC-ND 2.0).
Escrito por Gabriela García Calderón, Mary Aviles - traducido por Gabriela Garcia Calderon Orbe

El bosque de Mbaracayú [2] se ubica en un remoto lugar en Paraguay, formado por la cuenca alta y la Reserva Natural del Bosque de Mbaracayú. El lugar es un santuario para muchas especies en peligro [3] y zona de biodiversidad.
Pero para quienes viven en la zona, la vida diaria puede ser un desvarío. Ir al colegio, por ejemplo, no es fácil, los niños deben abrirse camino a través de tupida vegetación que controla los caminos y por la falta de recursos [4] para educación y los prejuicios que la sociedad tiene contra la mujer.
En 2008, la Fundación Moisés Bertoni, ente que administra la reserva natural, fundó el Centro Educativo Mbaracayú como una iniciativa [5] para ofrecer educación de calidad para muchachas que viven en y cerca de la reserva. Brinda grados de secundaria técnica en ciencias ambientales.
En torno a eso gira la película “Hijas del Bosque [6]” de 2015, dirigida por Samantha Grant, que vive en San Francisco, California. El documental se exhibirá en el Décimo Festival Anual de Documentales de Sebastopol, que se llevará a cabo entre el 23 y 27 de marzo.
Mary Avilés, colaboradora de Global Voices, realizó un entrevista a la directora Samantha Grant sobre la película y sus objetivos.
Global Voices (GV): ¿De qué se trata “Hijas del bosque”?
Samantha Grant (SG): Hijas del bosque cuenta la poderosa y edificante historia de un grupo de chicas en una de las selvas más remotas del mundo, que asisten a una secundaria donde aprenden a proteger el bosque amenazado y a forjar un mejor futuro para ellas. Ambientada en la parte agreste de la Reserva de Mbaracayú en el Paraguay rural, este documental íntimo brinda una mirada única de un mundo que desaparece donde niñas tímidas se convierten en valientes mujeres, incluso en la transformación que les da su amistad. Se grabó en el curso de cinco años, y seguimos a las chicas desde sus humildes hogares en aldeas indígenas hasta después de su graduación, para ver exactamente cómo impactó y sigue impactando esa revolucionaria educación en sus vidas futuras.
GV: ¿Cuál es el principal mensaje de “Hijas del bosque”?
SG: El principal mensaje de la película es que si das oportunidades a muchachas por medio de educación se convierten en valiosos miembros de la sociedad, porque a diferencia de los muchachos que reciben educación y a menudo terminan buscando fortuna en otro lugar, las jóvenes no dejan las comunidades donde viven. Además, si te concentras en la educación y les das a estas jóvenes el ambiente y la importancia de preservar bosques antiguos, pensarán en maneras innovadoras y productivas de combatir la deforestación –que no es solamente un  problema local. La devastadoramente rápida y despiadada deforestación en Sudamérica por parte de conglomerados agrícolas internacionales es algo que debe preocupar a todo el mundo.
GV: ¿Qué te hizo decidir producir este documental?
SG: Llegué originalmente al proyecto como directora de fotografía, porque soy joven mujer y hablo español fluido, y esos eran los requisitos mínimos necesarios para conectarme con esta comunidad de muchachas hispanoparlantes. El productor de la película, que supo de la historia mientras hacía un perfil anterior de Martin Burt (fundador del colegio) me encontró a través de su red de contactos y luego de una breve conversación telefónica, me sumé a lo que sería una tarea divertida y relativamente corta. Entonces conocí a las chicas, que son simplemente asombrosas. Pocos días después, en la filmación, quedó claro que mi rol ser más que simple ‘directora de fotografía’, así que conversé con el productor y decidí que tendría una mayor participación. En los años que seguimos a las chicas, mi rol aumentó hasta el de directora. Asumir un proyecto que otra persona empezó es siempre complicado, y este proyecto ha tenido sus dificultades, pero decidí comprometerme en un rol mayor como directora porque creo en el proyecto y creo en las chicas. Además, como realizadora de documentales no siempre tienes la oportunidad de contar una historia inspiradora y motivadora, así que la tomé.
GV: ¿Qué te sorprendió más de sus historias?
SG: Lo que más me sorprendió de estas chicas es cómo se parecen a todas las adolescentes en Estados Unidos. A pesar de haber crecido en circunstancias tan diferentes que la mayoría de chicas en Estados Unidos, son iguales a cualquier otra adolescente con la que te puedas encontrar en Estados Unidos. Tienen las mismas esperanzas, sueños, temores y deseos. Ponen fotos de revistas de galanes adolescentes al lado de su cama. Les encanta bailar y escuchar música pop. Se ríen y chismean y ven televisión. Les encanta vestirse elegantes, usar maquillaje y ahora que están en un colegio con internet, les encanta estar conectadas con sus amigos en Facebook.
GV: ¿Enfrentaste dificultades en la producción del documental?
SG: El proceso de hacer la película tuvo muchos desafíos —pero pasa con todos los documentales. Es lo que me encanta de este trabajo—. Nunca es aburrido y siempre me piden resolver problemas con los que jamás hubiera soñado cuando empecé. Como cuando estábamos en una toma y un enorme huracán arrasó la región y todos los caminos quedaron afectados. Nos agachamos en una cabaña y usé mi impermeable para proteger mi cámara. Al final, salimos esa noche, pero hubo un momento en que nuestro equipo planeaba dormir en una pila en el suelo de tierra mojada de la cabaña de esta familia hasta que arreglaran los caminos. Nos quedamos a disfrutar de la lluvia y nos acurrucamos con todos –hasta los cerdos y pollos que la familia metió a causa de la tormenta. El intenso calor, el clima impredecible, la falta de caminos que son poco confiables, más el intermitente suministro de electricidad, todo se combinó para hacer de esto toda una aventura desde la perspectiva de la producción, pero las dificultades que enfrentamos en producción fueron superados por la pura magia del lugar. Y mostrar ese bello ambiente, un lugar donde al que la mayoría no tendrá la oportunidad de ir, es también uno de los objetivos de la película.
GV: ¿Cuánto te tomó hacer el documental?
SG: Unos siete años. Empezamos a grabar con las chicas en sus aldeas antes de que fueran al colegio, luego las seguimos durante tres los años de su época de estudiantes y regresamos un año después de su graduación para ver el impacto que la educación había tenido en sus vidas, si es que lo tuvo. Los dos últimos años fueron para recaudar fondos y editar, y ahora distribuir. Me emociona decir que la película tuvo una proyección nacional en [la cadena pública estadounidense] PBS. Es también parte de la iniciativa Mujeres del Mundo, con apoyo de la Fundación Ford y USAID [agencia del gobierno estadounidense], lo que significa que se exhibirá internacionalmente en 12 países, y que se mostrará a comunidades rurales con una proyección móvil, en lugares que han sido identificado como ‘países de cambio social’ listos para aceptar un cambio en el rol de mujeres y niñas en su sociedad. La esperanza es que esta historia los ayude a ver que las muchachas pueden asumir roles de liderazgo si reciben educación y se les da la oportunidad.
GV: ¿Dónde se puede ver el documental?
SG: El documental está recorriendo el circuito de festivales y empezaremos nuestro recorrido de proyecciones en universidades y comunidad que lo llevará por todo Estados Unidos. Si te interesa programar una exhibición, contáctanos en info@gushproductions.com.
Artículo publicado en Global Voices en Español: https://es.globalvoices.org
URL del artículo: https://es.globalvoices.org/2017/03/07/hijas-del-bosque-documenta-como-la-educacion-fortalece-a-las-jovenes-en-paraguay-rural/
URLs in en este posteo:
[1] Jose A. Huertas: https://www.flickr.com/photos/torontodesdeunaburbuja/8046108529/
[2] bosque de Mbaracayú: https://es.wikipedia.org/wiki/Reserva_de_biosfera_del_Bosque_Mbaracay%C3%BA
[3] especies en peligro: http://www.mbertoni.org.py/v1/mbaracayu/reserva-natural-mbaracayu/biodiversidad-existente/
[4] falta de recursos: http://www.mbertoni.org.py/v1/del-bosque-mbaracayu-al-mundo-graduadas-del-cem-disertaron-en-gramo/
[5] una iniciativa: http://www.mbertoni.org.py/v1/mbaracayu/cem/
[6] Hijas del Bosque: http://sebastopolfilmfestival.org/films/daughters-of-the-forest-hijas-del-bosque/




  

Nenhum comentário:

Postar um comentário