quinta-feira, 15 de dezembro de 2016

México: una nueva ruta cultural sigue los pasos literarios de Juan Rulfo, precursor del realismo mágico


Los municipios jaliscienses de Sayula, San Gabriel y Tuxcacuesco han unido esfuerzos y recursos para impulsar estos destinos en una ruta cultural denominada El Realismo Mágico de Juan.
Es un proyecto que conjuga la riqueza histórica, patrimonial y natural de esta zona, cuyo eje integrador es la vida y obra de Juan Rulfo.
Al ponerse en marcha las obras de infraestructura en el Complejo Cultural Juan Rulfo, en Tuxcacuesco; en el Mirador Vine a Comala, en San Gabriel, y en el Centro Cultural El Páramo, en Sayula, se da también el primer paso para integrar la primera ruta cultural que se desarrolle en el país.
Para dichos trabajos se aplicará una inversión de 12.3 millones de pesos. Los proyectos correspondientes han sido validados y financiados por los gobiernos federal, estatal y de los municipios promotores, gracias a las gestiones de los diputados federales de Jalisco.
En Sayula, San Gabriel y Tuxcacuesco, donde nació y desarrolló su obra Juan Rulfo, los homenajes y actividades en torno a este personaje y su obra universal se han realizado desde hace muchos años.
Sin embargo, con esta ruta cultural se institucionalizará una agenda permanente que ofrecerá a los visitantes la experiencia única de seguir los pasos del autor, conocer los paisajes que describe en sus novelas e interiorizar sus escritos, así como una serie de actos artísticos y culturales.
Al mismo tiempo, se integrarán a la ruta las riquezas naturales y gastronómicas de estos municipios.
La coordinadora del Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados y Municipios (PAICE) de la Secretaría de Cultura del gobierno federal, Mirna Osiris Ortiz Cuevas, explicó que el propósito es generar proyectos que favorezcan polos de desarrollo cultural.
Por ello indicó que el programa PAICE aprobó este año asignar recursos federales a 58 proyectos, de los cuales siete son de Jalisco. De estos, tres corresponden a las obras que hoy se inician en esta región jalisciense.
Más y mejor infraestructura
“El Realismo Mágico de Juan se pondrá en marcha el próximo año como un gran homenaje al autor de El llano en llamas y Pedro Páramo, pues se cumplen 100 años de su nacimiento. Al mismo tiempo, el festival que se realiza cada año en su honor cumple 20 años”.
Explicó que la intención es que a corto y mediano plazos esta ruta cultural consiga que en la región haya más y mejor infraestructura de toda clase, incluida la cultural y artística, así como actividad económica en crecimiento.
Vivir la experiencia y seguir los pasos de Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, quien nació en Apulco, pero fue registrado en Sayula, llevará a los visitantes a reconocer la inspiración que halló el escritor para crear ese realismo mágico que envuelve a dos de las obras literarias más representativas del siglo pasado.
Para ello recorrerán las calles, las plazas, casas, escuelas, templos y edificios. También admirar la belleza de cerros, volcanes y otros paisajes de estos municipios, que, por supuesto, son referentes en Pedro Páramo y El llano en llamas.
Publicado en La Jornada

Por tierras de Juan Rulfo… (100 años del escritor mexicano más aclamado)

Escrito por Jane de La Selva
Se juntó una nube negra encima del pueblo en el pico de la sierra madre occidental en vísperas del invierno. Hace una semana cayó nevada, pero hoy la temperatura no es lo suficientemente fría para eso habiéndose asomado la bola radiante desde temprano. Se descarga por la tarde la intrusa nube sobre este particular altiplano, pero escampa pronto. Se vendrá la helada de madrugada escarchando las gotas sin dejarlas caer de las hojas. Ante la baja del termómetro, habrá que tomar turnos para atizar la chimenea. Así es la vida rústica que podría ser considerada rudimentaria en el siglo XXI, pero que se refiere a la práctica de la adaptación en pos de la sobrevivencia que acentúa el poder de observación, organización y predicción.
Decidimos emprender un paseo por la abrupta serranía donde se percibe, donde se realiza el ambiente y la sustancia de estas tierras históricas que inspiraron a Juan Rulfo a describir sus aconteceres tan magistralmente para que fuesen conocidos por la humanidad.
Bajamos por la carretera estatal la suave pendiente por una hora hasta llegar al pueblo de “San Grabiel” (para los de aquí no es Gabriel) donde nació y descubrió el escritor cuando niño, la biblioteca perteneciente a un cura depositada en su casa impactando su infancia. Allí en este pueblo metido entre los pliegues de las cañadas se dio la chispa del artífice del mágico lenguaje tan reconocido. Fue la tragedia de la muerte de sus padres lo que lo desarraiga para llevarlo a un internado en Guadalajara, donde terminó sus estudios.
La casa donde nació Rulfo en San Gabriel, sierra sur de Jalisco, hoy es resguardada por una anciana pareja que la adquirió hace más de 50 años y cobra una módica suma por dar el tour para recorrerla, mostrando orgullosa una columna de libros de registro donde hay que firmar al entrar, con miles de nombres nacionales y extranjeros llenando sus páginas leyéndose los datos y firmas de japoneses, rusos, españoles, chinos, alemanes, ingleses, argentinos, etcétera, que han ingresado durante 50 años por la puerta de aquel pedacito de pueblo con su patio arcado hacia la parte trasera donde durante la niñez de Rulfo se encontraban las caballerizas. Majestuoso permanece el viejo mandarino emanando su fragancia en el mero medio de aquel recinto expuesto al cielo añil.
Emociona que gente de tan lejanas regiones se tomen la molestia de trasladarse hasta lo más recóndito solo para sentir en la piel cuál fue el entorno primario del atrayente novelista mexicano. Se redescubre y recuerda dicha atracción ejercida en uno, por la original y potente–autóctona como ninguna—narrativa del literato jalisciense, traducida a más de 50 idiomas.
Monte abajo aparece el fértil valle de Sayula, paraje frecuentado por el escritor en sus años jóvenes. Cuando una huelga en la Universidad de Guadalajara le impidió inscribirse, se fue a México asistiendo a cursos en la facultad de Filosofía y Letras, convirtiéndose en conocedor de la literatura histórica antropológica y geográfica de la nación. Entre 1930 y 1940 viaja extensamente por la República y se aficiona a la fotografía.
Publica sus cuentos y novela, gracias al apoyo de dos becas del centro mexicano de escritores fundado por la estadounidense Margaret Shedd, sin duda persona determinante junto con el amigo de Rulfo, Efrén Hernández, para que se publicaran sus obras: Los cuentos de El llano en llamas en 1953 y en 1955 la novela Pedro Páramo, consagrada como obra clásica de la lengua española. Que no se puede dejar atrás El gallo de oro, obra que el mismo Rulfo determinó e inscribió como novela en 1959, aunque hubo controversia de si la obra era guion para cine o novela literaria, que luego de exhaustiva investigación se comprobó ser sin duda, novela, aunque se haya adaptado para llevarla al cine, siendo el séptimo arte su otra pasión junto con la fotografía, pero nunca habiendo quedado satisfecho Rulfo con el resultado de sus obras literarias llevadas al cine.
El 16 de ,ayo de 1917 nació Juan Rulfo entre los cerros de Jalisco. Cumpliría 100 años a mitad del año nuevo. Celebraremos los cien años de su natalicio. Demos gracias, gracias al ilustre jalisciense por su breve pero a la vez magnánima obra, que en el universo literario de nuestra lengua es legado que yace hasta arriba de la lista.
Publicado en SPD Noticias

[Reproducido en www.nodalcultura.am]

Nenhum comentário:

Postar um comentário