quarta-feira, 7 de junho de 2017

Preocupación en el sector argentino por la fuerte caída de consumo de vino

Desde el sector vitivinícola señalan que hace años que los precios se han elevado por malas cosechas e incremento de costes, lo cual desincentiva tanto el consumo interno como la exportación

Tienda de vinos en Buenos Aires
De acuerdo a los números del argentino INV (Instituto Nacional de Vitivinicultura) entre enero y abril de este 2017, el consumo interno del país acumuló una fuerte caída del -13,1% respecto al mismo periodo de 2016.

Además, la exportación de vino fraccionado (envasado) también se redujo un -13,5% en abril.

Unas elevadas negativas cifras que vaticinan un mal comienzo de año, que se suma al ya nefasto 2016, y que para Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina, existen algunos factores claves que explican este retroceso del sector en uno de los principales países productores del mundo, como es Argentina.

"Creo que aquella persona que tiene mercado, debe tener una política de stock del producto. En los últimos años, muchos no han repuesto stock y han privilegiado tener dinero por cuestiones financieras. No reinvirtieron, se dañó el viñedo y ahora estamos viendo las consecuencias, con la fuerte caída del volúmen vínico", señaló Villanueva.

El representante del sector vitivinícola destacó también que "si bien se ven muchas marcas y etiquetas, el mercado tiende a la concentración. Son pocos los dueños y muchas las marcas. Hoy tenemos 3 grandes grupos empresariales que son los que deciden el rumbo y la dinámica que le dan al mercado".

"Muchos tuvieron la oportunidad de recomponer stocks, pero se priorizó el tema financiero. Muchos productores tenían precio bajo, y las empresas iban comprando lo justo, entonces fue lógico un proceso de desinversión. Además, tuvimos 2 años de condiciones agronómicas complejas, que no han ayudado a producir más uva", añadió.

Por último Sergio Villanueva habló sobre la pérdida de competitividad con otras bebidas, como refrescos y cervezas: "Si bien la caída es generalizada en el rubro, para los vinos la situación es aún más compleja porque el factor determinante sigue siendo el precio. Hoy los precios del vino son altos y las bebidas sustitutas ganan mercado. No hay un porcentaje, pero sí notamos una mutación en cuanto al consumo que impulsa a las bebidas gaseosas, al menos en tiempos de crísis económica."


[Fuente: www.vinetur.com]


Nenhum comentário:

Postar um comentário