sexta-feira, 14 de julho de 2017

El corto de animación que prohibió Franco y otros dibujos para niños que fueron censurados

Escrito por JAVIER MELENDEZ MARTIN
«Los dibujitos son para niños», es una de las frases que solemos escuchar en boca de nuestros padres y abuelos cuando alcanzamos los 18. Se supone que somos ya adultos y hay cosas que ya no corresponden a nuestra edad. Pero en lo que nuestros mayores no han reparado es que, en ocasiones, las intenciones de las cadenas y de los creadores de esas animaciones no son tan inocentes como pudiera parecer.
Que algunos padres y directivos de televisión hayan reparado en la intencionalidad de ciertos contenidos puede ser la explicación de por qué han impedido la redifusión de episodios de animación ya emitidos o hayan paralizado el estreno de otros.
Hoy no hay duda de por qué una cadena o un gobierno censuran dibujos para niños: corrección política, sexismo, incitación al odio o la violencia gratuita… Antaño, los gobiernos intervenían por intereses políticos. En cualquier caso, antes o ahora, hay prohibiciones que pueden parecer chocantes. De estas últimas vamos a hablar aquí.
FERDINANDO (1938)
Este corto de animación de Disney quitó el sueño a Franco. Basado en un relato de Munro Leaf ambientado en España, el protagonista es un toro llamado Ferdinando criado para la lidia que entra en éxtasis oliendo flores. En el ruedo no arremete contra el torero gañán, aunque este le provoca.

El retrato de una España violenta contra un toro manso irritó a Franco. El dictador considero que Ferdinando era una sibilina maniobra judeomasónica a favor del pacifismo y de la República. La difusión del corto estuvo prohibida en los primeros años de la postguerra tal y como recuerda The Washington Post en el homenaje a los 50 años del cortometraje. No fue hasta 1964, cuando la editorial española Ediciones Recreativas publicó El toro Ferdinando con el texto censurado.
No es difícil imaginar a Franco, cineasta frustrado (participó bajo el seudónimo de Jaime de Andrade en la redacción del guion de Raza), disgustado por el Óscar al Mejor cortometraje conseguido por Ferdinando en 1939.
TINY TOONS – ONE BEER (1991)
Los pequeños Bugs Bunny, Porky Pig y Lucas toman una cerveza que parece no acabarse (el sueño de muchos si se mantiene fría). Embriagados, roban un coche de la policía y en su viaje caen a un precipicio. Mueren. Van al cielo.
tiny-toons-one-beer-2
tiny-toons-one-beer-1
La producción de Tiny Toons a cargo de Steven Spielberg quería ofrecer una lección moral. Los directivos de Warner Bros Television no lo vieron así: «Esto es una broma», protestaron los creadores. No hubo nada que hacer. No gustó que los menores tomaran alcohol y, mucho menos, que tras el accidente acabaran en el cielo.
El episodio no ha vuelto a emitirse en Estados Unidos.
GÁRGOLAS – DEADLY FORCE (1994)
33.000 personas mueren al año en Estados Unidos por arma de fuego, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades. Datos abrumadores que desoyen quienes defienden la posesión de armas de fuego. Los creadores de Gárgolas quisieron tomar parte en el debate. Con el episodio Deadly Force pretendían concienciar a los niños del peligro de manejar armas de fuego.

En el episodio, una de las gárgolas juguetea con el arma de Elisa, la policía protagonista, y dispara por accidente. Elisa acaba en un charco de sangre.
Parte del público protestó. Disney retiró el episodio. Pasaron años antes de su redifusión… con un cambio. La sangre había sido eliminada digitalmente. Esta vez no hubo protestas. La crítica al uso de las armas permanecía, pero la falta de sangre restaba fuerza al mensaje.
POKEMON – COMPUTER SOLDIER PORYGON (1997)
pokemon-electric-soldier
En las navidades de 1997 la palabra Pokémon llegó a los titulares de la prensa y los noticiarios de televisión del mundo. No por las ventas, sino por el episodio de la serie de animación Computer Soldier Porygon. En la trama, Pikachu emite destellos de luz roja y azul para reparar una computadora. Un plano de cinco segundos que provocó náuseas, convulsiones y ceguera temporal a más de doce mil niños. 700 chavales fueron hospitalizados por ataques epilépticos. Los Simpson parodiaron el momento: la familia amarilla quedó en shock tras ver «esos dibujos japoneses que te dejan ciego».
PEPPA PIG – LA SEÑORA PATAS FLACAS
pepa-pig-y-la-arana
«Las arañas son muy pequeñas. No pueden haceros daño», dice George Pig. Estas palabras son el principio de una gran amistad entre Peppa Pig y una araña negra. El episodio La señora patas flacas (Mr. Skinnylegs en original, sí) está prohibido por el gobierno de Australia. Según las autoridades, puede sugerir a los niños australianos que se acerquen a arañas venenosas.
En Australia hay más de 50 tipos de arañas, algunas letales, que invaden hogares, incluso de la sofisticada Sidney.

[Fuente: www.yorokobu.es]

Nenhum comentário:

Postar um comentário